El proceso de individualización de la sociedad actual y sus ramificaciones son de sobra conocidas: los anuncios adaptados a los datos recogidos de los consumidores, el consumo de noticias limitado al color político desprendido de los me gusta en redes sociales o la personalización de la oferta multimedia en plataformas de streaming son solo algunos ejemplos de este paradigma.

Cada vez más, los seres humanos parecen construir una realidad que se amolda a sus gustos y necesidades, y en los últimos años este modelo también ha dado el salto al ámbito laboral.

La digitalización de los servicios o el teletrabajo, que por ejemplo en España ha crecido a lomos de la pandemia un 214% desde mayo de 2020 hasta abril de 2021, han forzado una modificación en los espacios laborales, y por supuesto, en las relaciones laborales.

Un ejemplo de este cambio se aprecia en Silicon Valley, meca de los beneficios para trabajadores que contaban con todo tipo de servicios en sus oficinas, y que ahora busca adaptar su oferta de privilegios para seguir atrayendo talento.

La adaptación de estos nuevos beneficios adicionales es importante, principalmente, porque la batalla por captar talento se recrudece, y un factor que apunta a determinante en este nuevo combate es el de la flexibilidad ofrecida a la plantilla.

Empresas como Google han asumido que tendrán que abrir la mano y otorgar más libertad a sus trabajadores, mientras que otras como Amazon buscan incentivar el desarrollo profesional pagando las carreras universitarias de su equipo.

Chaume Sánchez, CEO de GeeksHubs, empresa dedicada a formar y reclutar talento IT para ofrecerlo a empresas, no tiene duda de que esta flexibilidad va a ser prácticamente obligatoria para muchas empresas en España.

«En el sector IT en el que es posible trabajar en remoto de forma completa no solo va a marcar la diferencia, sino que ya lo está haciendo«, mantiene Sánchez.

«Desde nuestra unidad de selección y selección IT insistimos constantemente con las empresas para que valoren opciones de trabajo remoto o mixto, cuando sus necesidades de contratación tienen cierta urgencia, sobre todo para perfiles profesionales de un nivel técnico y de experiencia elevado».

El fenómeno, no obstante, no es exclusivo de Estados Unidos y las grandes tecnológicas, o de los sectores IT. Telefónica, por ejemplo, afronta la nueva normalidad con solo 6 días al mes en la oficina.

Business Insider España, además,ha hablado con startups y empresas de distintos sectores con presencia en el país para ver cómo plantean sus relaciones laborales en esta nueva normalidad, y un mensaje se ha repetido en todas las respuestas: la flexibilidad será vital para atraer talento.

La caída de las fronteras

«Estamos contratando trabajadores en todo el mundo», cuenta el CEO de Flywire, Mike Massaro, a Business Insider España.

«No estamos tratando de contratar personas exclusivamente cerca de nuestras oficinas y estamos encontrando el mejor talento que podemos encontrar. De este modo, nuestro plan y enfoque es dar flexibilidad, brindar opciones», concluye.

Flywire tiene un equipo global con 12 oficinas en diferentes países, por lo que desde que el COVID-19 pasó a formar parte del día a día, la empresa ha tenido que adaptar sus oficinas y formas de trabajo sobre la base de diferentes restricciones, usos horarios o incluso tasas de vacunación.

Pero lo que podría haber sido una pesadilla logística o una maldición para el futuro de la empresa se ha convertido en una oportunidad para contratar sin fronteras.

Genial.ly, la startup cordobesa que recientemente ha anunciado una ronda de 17 millones de euros liderada por fondos estadounidenses como Owl Ventures y 645 Ventures, se encuentra en una tesitura similar.

La startup con sedes en España y EEUU distribuye una plataforma interactiva para crear contenidos en línea y cuenta con 140 personas en un equipo «totalmente deslocalizado en territorio nacional e internacional».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *